La cava está compuesta de dos partes: una para la conservación de los vinos y la otra parte museable. En el centro se encuentra ubicada una mesa tipo antigua con asientos de barriles, copia de una que poseía Emilio Bacardí en el fondo de su fábrica de ron en Santiago de Cuba.

ACTUALMENTE ES LA SEDE DE: las Asociación Italiana de Sommelier y el Club de Sommelier de Cuba

Sus propietarios Yoandra y su esposo Marco, Sommelier Internacional, antes de construir la cava se documentaron con la Asociación Italiana de Sommelier y tocaron diversas fuentes de informaciones. El grave problema era como se controlaba la temperatura y la humedad para la conservación del vino. La temperatura no debe pasar los 18 grados y la humedad relativa no debe exceder los 75%. Las altas temperaturas cocinan el vino y la humedad no controlada produce el moho en la etiqueta y la contraetiqueta. Es válida una botella que está integra en todos sus aspectos: Etiqueta, Contraetiqueta, Interior.

SU HISTORIA


Al abrir el hueco, después de hacer las mediciones arquitectónicamente, se encontró una manantial (río subterráneo) y el hueco abierto de tres veces el tamaño de la cava actual, comenzó a llenarse de agua rápidamente. Durante varios días se tuvo que extraer el agua con una motobomba de 6 pulgadas de manguera, durante más de 48 horas. Esta fue una gran obra de ingeniería civil e hidráulica, se decidió desviar el río construyendo muros de contención de dos metros y se creó un sistema de drenaje antiguo (drenaje utilizado por los romanos). Se dejó entre un muro y otro de hormigón un espacio y se llenó de tubos de 4 pulgadas y en la base gravilla, se perforaron los tubos con muchos huecos y se puso al terminar el sistema, un tubo que va hasta la cañada al final de la Finca La Yoandra. Esta agua con ese sistema es desviada automáticamente y no vuelve a entrar. Todas las paredes que la rodean son muros al vació (3 paredes) con una separación entre uno y otro de 15 cm.

El último muro de adentro lleva una impermeabilización de chapapote (usanza de los años 50 para las construcciones en Cuba) para evitar cualquier escape de agua. Está construida sobre una base de casi un metro con triple encabillado, para no permitir que entre agua nunca. El muro interior de la cava está compuesto de pedazos de ladrillos que fueron rescatados de diferentes lugares de Arroyo Naranjo que reflejan la historia del lugar. En esta zona se podían encontrar ingenios azucareros, canteras, etc.

Cava museo

MUSEO


La parte museable, con alrededor de 2000 piezas, todas conseguidas en Cuba, cuenta un poquito de historia de la bebida en nuestra Cuba, con la existencia de más de 200 fábricas de agua, refrescos, rones, etc. Poseemos las primeras botellas de cerveza de vitrocerámica traídas de Irlanda del Norte hacia Cuba, decantadoras, botellas de vinos, removedores, vasos de diferentes barras, abridores, vasos plásticos de la época, publicidades, etc. Con todo esto queremos dar a conocer al visitante la importancia de Cuba en el mundo de la bebida.

GUARDA DE VINOS


La parte de los vinos está dividida en Viejo Mundo y Nuevo Mundo. Con más de 2500 botellas y más de 300 marcas. Del viejo mundo tenemos representaciones de España, Francia, Italia, Alemania, Portugal, etc. Y del nuevo mundo: Chile, Argentina, Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica, Uruguay, EUA. También existe una representación de los mejores vinos dulces existentes. Se trata de buscar la mejor zona, el mejor productor, la mejor añada para brindarle a especialistas y amateurs… lo mejor.

NUESTROS ESPACIOS

variedad de espacios donde degustar nuestras propuestas gastronómicas