Congelación adecuada de los alimentos

CONGELAR ALIMENTOS ES UNA POSIBILIDAD DE GRAN AYUDA EN EL DÍA A DÍA DE CUALQUIER HOGAR O COCINA PROFESIONAL. ES IMPRESCINDIBLE PARA QUIENES SUELEN PLANIFICAR SUS COMIDAS, Y MUY NECESARIA IGUALMENTE PARA LOS QUE NO PLANIFICAN NADA, YA QUE EVITA HACER LA COMPRA VARIAS VECES, PERMITE DEJAR PREPARADOS ALGUNOS PLATOS Y GUARDAR CANTIDADES EXTRAS.

Es necesario saber algunos detalles prácticos sobre la congelación de los alimentos ya que no todos tienen las mismas propiedades ni reaccionan igual al frío.

Queremos compartir varios consejos imprescindibles en este sentido:

  • Lo primero y más importante a tener en cuenta a la hora de congelar la comida es no perder nunca la cadena de frío. Qué significa esto, pues debemos evitar que el alimento que ya esté congelado pase el menor tiempo posible en descongelación si se va a volver a meter en el congelador. De esta manera se evita que se creen microorganismos negativos.
  • Almacenar los diferentes tipos de alimentos bolsas transparentes o recipientes que nos permitan identificarlos claramente.

NO TODOS LOS ALIMENTOS SE CONGELAN DE LA MISMA MANERA

  • La carne debe limpiarse adecuadamente, quitando huesos, grasa, etc. y hacer las porciones al gusto de cada uno. Lo más recomendable es que sean porciones equivalentes a una o dos raciones de comida diaria, según necesidades.
  • El pescado es imprescindible limpiarlo bien antes de congelarlo, descamado, sin tripas ni cabeza y siempre debe envolverse en papel de aluminio o de plástico.
  • Los huevos no pueden congelarse con cáscara, ya que estallarían. Es mejor abrirlos y ponerlos en un vasito o recipiente tapado o con un film transparente.
  • Las verduras en general no es conveniente congelarlas, pero si se hace se deben limpiar y escaldar bien para eliminar las bacterias.

carne-congelada

Existen algunos alimentos que no aceptan la congelación o pierden muchas de sus propiedades, como es el caso de los guisos, los fritos, los pasteles y algunas salsas a base de huevo. La leche y sus derivados, como el yogur o el queso, tampoco son alimentos muy indicados para congelar. Al igual que con las verduras, las frutas no se congelan bien en su estado natural. Por ello, una opción alternativa es pelarlas y cubrirlas de almíbar, para que conserven mejor su sabor y textura.

Otro consejo es evitar congelar y descongelar varias veces el mismo alimento. Esto puede provocar la pérdida de calidad del producto e incluso que se lleguen a producir intoxicaciones alimentarias.

Los recipientes más recomendados para envasar los alimentos son los de plástico, ya que estos te permitirán congelar y descongelar en el mismo envase, e incluso meterlos en el microondas.
Y para descongelar, nada mejor que hacerlo despacio, metiendo el alimento congelado en la nevera y que, durante varias horas, vaya adaptando su temperatura. Es recomendable ponerlo sobre un plato que recoja el agua que sobra. Otra opción un poco más rápida es introducir el alimento (bien envasado) en agua fría, que ayudará a derretir el hielo. Y, por supuesto, para aquellos que no hayan tenido oportunidad de planificar el menú, siempre está el socorrido microondas.


hamburguesa-papas-fritas

Alimentos que en exceso nos envejecen

Comentaremos hoy sobre algunos de los alimentos comunes en nuestra dieta que al ingerir en exceso pueden provocar que luzcamos avejentados porque producen el efecto contrario de aquellos ricos en minerales, vitaminas y nutrientes esenciales que nos ayudan a luchar contra los radicales libres y tienen un efecto antioxidante en nuestra piel.

Por esta razón, debemos controlar el consumo de los mismos si queremos vernos jóvenes y sanos:

hamburguesa-papas-fritas

Grasas hidrogenadas
Estas grasas provocan ataques cardíacos y se les encuentra en golosinas, repostería y margarina. Evite comprar galletas dulces, galletas saladas, pastelillos o cualquier alimento con aceite o grasas hidrogenadas en la lista de ingredientes.

Hidratos de carbono
Además de ayudarte a ganar peso, comer hidratos de carbono en exceso contribuye a que la piel se arrugue debido a que incrementa los niveles de azúcar en el cuerpo.

Nitratos
Se encuentran en altos niveles en carnes curadas, como el tocino o las salchichas, los nitratos conservan el color y evitan que los microbios se instalen. Pero en realidad son malos, muy malos. El nitrato por sí mismo, es inofensivo, pero en su cuerpo puede convertirse en nitrito, que a su vez puede formar nitrosaminas, químicos poderosos que producen cáncer. Cuando sea posible, busque carnes orgánicas sin nitratos. Si debe tomar alimentos que contengan nitratos, tome una dosis extra de vitamina C, pues se sabe que previene la conversión de nitrosaminas en su estómago.

Exceso sal
El consumo diario recomenzado es de 2,300 mg, siempre y cuando no sufras de tensión alta; de ser así, no deberías superar los 1.500 mg por día. Pero hablando en términos normales, la sal produce hinchazón, retención de líquidos y propicia las afecciones cardiovasculares. Por ello, te invitamos a que en su lugar utilices especias y hierbas para lograr sabor.

Beber Alcohol
No hablamos de cantidades moderadas de vino tinto, sino de cantidades excesivas de alcohol. El punto principal es la toxicidad hepática cuando excedemos nuestros límites y esto, según hemos aprendido, provoca exceso de radicales libres.

Comida chatarra
Para ser más específicos, las hamburguesas obstruyen las arterias por su alto contenido en grasas trans, lo cual evidentemente se traducirá en tu piel mostrando un aspecto descuidado, con exceso de grasitud, opacidad y además te restará energía y dinamismo.

dulces-azucar
carne-congelada

Refrescos artificiales
Es una forma pobre de obtener fluidos en el corto plazo y una forma importante de desarrollar diabetes en el largo plazo. Las sodas están llenas de azúcar o edulcorantes artificiales y con frecuencia contienen cafeína, colorantes y saborizantes artificiales. Reemplace el refresco mezclando agua mineral con jugo fresco puro. Ojo: el jugo mineral sabe mejor que el refresco (por eso las embotelladoras de refresco intentan imitarlo).

La cafeína
¿Sabías que esta sustancia, que está incluida en centenares de productos? Hará que tengas manchas en la piel, más arrugas, líneas de expresión marcadas, un cutis opaco y además restará hidratación a tu piel en general. Un apunte extra: si lo tomas cercano a la hora de dormir, puede ser que interfiera con las horas de sueño natural y entonces envejecerás aún más; porque si no duermes y descansas bien, las células de la piel no se regeneran adecuadamente.

Azúcar y Dulces
El azúcar es necesario para proporcionar energía a las células, no obstante cuando su consumo es excesivo, la glucosa se une a las proteínas, entre ellas la elastina y el colágeno, para poder transportarse a las células y esto produce una especie de rigidez del colágeno que provoca la pérdida de sus propiedades, dando como resultado flacidez y descolgamiento en la piel. La mejor opción para evitar que esto suceda, es obviar los carbohidratos refinados en la comida .

Aceites vegetales y Alimentos fritos
Los permitidos y que pueden entrar en la categoría de alimentos que rejuvenecen son el aceite de coco o aceite de oliva, el resto solo contribuirán a que tengas problemas de piel y subas de peso. Toda la comida frita hace que perdamos colágeno en la piel y comenzamos a vernos marchitos y con arrugas si la comemos en exceso.

Comida congelada
La comida congelada es de gran utilidad, pero cuando se come diario, trae terribles consecuencias a tu salud. Son alimentos no frescos y tienen grandes cantidades de sodio, mineral que en exceso daña a los riñones y te hace retener líquidos brutalmente.

CONOZCA ALGUNOS CONSEJOS SOBRE: Congelación correcta de los alimentos


Frutas para dieta

Dieta con frutas para combatir la celulitis

La celulitis es un problema estético que preocupa a toda mujer que valora su presencia y salud física, máxime cuando arriba a la madurez donde los procesos biológicos se tornan más lentos y sufren con mayor facilidad de este tipo de situación.

La celulitis, también llamada “piel de naranja”, se produce por la acumulación de tejido graso subcutáneo que, a su vez, forma una red de pequeños nódulos con aspecto ahuecado.

Las zonas más vulnerables son los glúteos y piernas, aunque también puede aparecer en la zona abdominal y brazos.

Su causa principal es el exceso de grasa corporal por lo que se recomienda siempre mantener una dieta saludable y equilibrada, rica en frutas, verduras y alimentos con bajo contenido de grasa y azúcares. Le recomendamos algunas muy comunes y accequibles que por sus propiedades son mucho más efectivas para contrarrestar el fenómeno de la celulitis.

Melón

Aporta vitamina A, lo que nos ayuda a evitar la sequedad en las mucosas y en la piel. Aporta vitamina E, un poderoso antioxidante que previene el cáncer y las enfermedades cardiovasculares. Es muy diurético y actúa como un laxante suave, por lo que elimina toxinas y ayuda a neutralizar la acidez.

De paso, su consumo disminuye la absorción de grasa en el intestino y mejora la capacidad del cuerpo para transformarlo en fuentes de energía.

Plátano

El plátano contiene aproximadamente 100 calorías, 1 gramo de proteína, 25 gramos de hidratos de carbono,  3 gramos de fibra y menos de un gramo de grasa. Es rico en vitaminas B6 y C, ácido fólico y minerales como el magnesio y el potasio, mineral esencial que reduce la retención de líquidos en los tejidos.

Piña

Conocida por ser una excelente aliada de las personas con sobrepeso que quieren adelgazar  porque ayuda a depurar el organismo y a quemar grasas. Es rica en hidratos de carbono, como éstos son de absorción lenta nos da energía durante más tiempo.

Toronja

La toronja es uno de los cítricos más conocidos y populares que existen. Entre las frutas que recomendamos aquí quizás sea la menos preferida por su sabor, sin embargose destaca por su altísimo contenido en vitamina C, un nutriente esencial que reduce los procesos inflamatorios y previene enfermedades del corazón y el cáncer.
Tiene además grandes cantidades de potasio y determinadas enzimas que ayudan a quemar las grasas de forma totalmente natural. Por otro lado, es muy rica en agua, de manera que ayuda a mejorar el metabolismo y contribuye en la reducción del peso corporal. Además, es una fruta baja en calorías, de manera que 100 gramos de toronja aportan solo 42 calorías.

Como puede apreciar son múltiples los beneficios para nuestra salud los que  aporta el consumo de estas frutas que les aconsejamos pero vale destacar que, si acompaña la dieta con alguna rutina de ejercicios físicos (tan sencillo como una caminata) los resultados serán mucho mayores.